Cómo 4 veteranos encontraron consuelo y éxito en el transporte por carretera

noviembre 8 / US
Cómo 4 veteranos encontraron consuelo y éxito en el transporte por carretera

Actualmente hay 18,2 millones de veteranos militares en Estados Unidos y 1 de cada 10 de ellos son camioneros. Los veteranos militares tienen habilidades que se aplican directamente a lo que se necesita para convertirse en un propietario-operador de éxito: disciplina, sentido de la responsabilidad y compromiso con la seguridad. Están acostumbrados a estar fuera de casa durante largos periodos de tiempo, tienen la capacidad de actuar de forma independiente y pueden adaptarse a los cambios o a las condiciones difíciles.

Un estudio de 2016 también demostró que los conductores veteranos tuvieron un 42% menos de accidentes, condujeron un 98% más de kilómetros y tuvieron un 68% menos de despidos involuntarios que los no veteranos. Incorporarse al sector del transporte por carretera después del servicio militar también puede ayudar a reducir la tasa de desempleo de los veteranos, al tiempo que se añaden nuevos talentos a un sector vital para la economía. Dadas estas estadísticas, no es extraño que muchas empresas de transporte tengan programas específicos para la contratación de veteranos.

En honor al Día de los Veteranos, compartimos las historias de 4 propietarios-operadores que encontraron el éxito y la realización personal al volante de un camión.

La conducción como medio de curación

James Rogers se alistó en el ejército tras los atentados del 11 de septiembre. Tras regresar a casa como veterano discapacitado en 2014, sufrió un trastorno de estrés postraumático (TEPT) que le llevó a la adicción y la depresión. Al igual que durante su estancia en el ejército, James quería participar en algo más grande que él mismo, pero no sabía cómo hacerlo hasta que se convirtió en camionero. «Formar parte de esta industria se convirtió en mi forma de retribuir, en mi tabla de salvación», dijo.

James llama a su camión su «equipo de guerra» porque es un recuerdo constante de sus sacrificios. Para él, el transporte en camión se convirtió en una nueva forma de servir a su país, conectar con los demás y curarse.

Vea a James contar su historia aquí.

Encontrar una nueva comunidad en el transporte por carretera

«Muchos conductores se suben a la cabina por primera vez porque no tienen otro sitio al que acudir», dice Tiffany Hanna. «Hay veteranos heridos, hombres y mujeres como yo, que recurrieron a la conducción por falta de opciones y por su afinidad inexplorada por la carretera abierta».

Para Tiffany, la conducción de camiones es mucho más que un trabajo. Ha creado su propio negocio como propietaria de una pequeña flota y ha encontrado una comunidad entre otros conductores, convirtiéndose en mentora del sector para mujeres y otros veteranos.

Vea a Tiffany contar su historia aquí.

De líder en los Marines a líder al volante

Después de 10 años como sargento de los Marines, Chad Boblett buscaba un trabajo que le permitiera estar al mando. «Siempre volvía a conducir», dice. «Por lo que pude ver, las empresas siempre estaban contratando y el trabajo era constante». Sabía que quería ser propietario-operador, así que empezó como conductor de una empresa local antes de obtener su autorización y comprar un camión.

Chad aplica la disciplina del nivel de Marines al transporte por carretera, haciendo un seguimiento diligente de todos los gastos y eligiendo estratégicamente las cargas dentro y fuera de las zonas adecuadas. También ha creado un sólido grupo comunitario online para camioneros llamado Rate Per Mile Masters, que cuenta con más de 30.000 miembros.

Vea a Chad contar su historia aquí.

El ejército como preparación para el largo recorrido

Sandford Hall es camionero desde hace más de 25 años, pero antes sirvió en el extranjero durante la Guerra del Golfo. Aunque ahora su mujer conduce con él, recuerda una época en la que pasaba mucho tiempo alejado de su familia. En cierto modo, su servicio militar les ayudó a prepararse para su horario como conductor de camiones de larga distancia.

Sandford disfruta de la libertad que le proporciona la conducción de camiones, y dice que lo mejor de estar en la carretera es ser su propio jefe, hacer su propio horario y conocer gente nueva.

Más información sobre Sandford aquí.

¿Es usted un veterano interesado en el transporte por carretera? La Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA) tiene beneficios nacionales para conductores veteranos, como una exención de habilidades de CDL para aquellos con más de 2 años de experiencia operando vehículos militares pesados. La FMCSA también concede subvenciones a las instituciones de formación y a las escuelas de formación profesional para ayudar a los veteranos a conseguir una formación adecuada en el sector. Para conocer más programas para veteranos relacionados con el transporte, visite CDL Career Now.

Las opiniones expresadas en este post son únicamente de la persona que aparece. Las experiencias pueden variar.

Share article