El propietario de una pequeña flota, Alix Burton, comparte sus consejos para retener a los conductores

mayo 7 / US
El propietario de una pequeña flota, Alix Burton, comparte sus consejos para retener a los conductores

Como muchos en la industria del transporte, Alix Burton quería dirigir su propio éxito. Al terminar el instituto se dio cuenta rápidamente de que no quería trabajar para nadie más que para sí mismo, así que creó su propia empresa de promoción de fiestas. Cinco años después, decidió que necesitaba cambiar a una industria con más estabilidad y longevidad. Fue entonces cuando descubrió el transporte por carretera.

Tras encontrarse con un amigo al que le iba bien en el sector, Alix compró un camión de caja. Su primera incursión en la industria, por desgracia, duró menos de un año. A pesar de este contratiempo, Alix seguía creyendo que el transporte por carretera ofrecía una gran oportunidad. Decidido a triunfar la próxima vez, se tomó un año de vacaciones y se comprometió a investigar en serio. «Una vez que identifiqué lo que hice mal, lo volví a intentar», dice.

Esta formación autodidacta ha dado sus frutos a Alix. En 2014, puso en marcha Good Energy Worldwide. Tras lanzarse con un solo camión, Good Energy cuenta ahora con una flota de 11 camiones y un equipo de gestión de quince personas.

https://www.youtube.com/watch?v=DeQBQypGqYM

La cultura es una ventaja competitiva

El nombre de su empresa, Good Energy Worldwide, no es casual. «Es un lema por el que vivo y lo he trasladado a mi empresa», dice Alix. El ambiente familiar es esencial para su éxito.

Alix cree que son las pequeñas cosas personales que él y su equipo hacen las que ayudan a que sus conductores se sientan como en casa. En su investigación, Alix descubrió que una de las mayores quejas de los conductores es que se sienten «tratados como un número». Para que sus conductores sepan que se preocupa por ellos, Alix y su equipo se toman el tiempo de conocerlos a todos a nivel personal. El equipo se asegura de que se llame a cada conductor por su nombre, y de que se reconozcan los acontecimientos importantes, como los cumpleaños y los aniversarios. Otros detalles de interés son la instalación de frigoríficos y colchones de alta gama en los camiones de Good Energy y la organización de cenas y reuniones.

Alix también se asegura de difundir este sentimiento de buena voluntad fuera de su empresa. En 2015, tras ver la crisis del agua de Flint en las noticias, organizó una campaña de donación, enviando dos camiones de agua embotellada a la angustiada ciudad de Michigan. En 2017, trabajó para llenar tres camiones de agua para los supervivientes del huracán Harvey en Houston.

Gestión del dinero

Al volver al transporte por carretera, uno de los aspectos en los que Alix se centró fue en asegurar la estabilidad financiera. «Este juego de aquí, es una industria de los grandes», dice Alix. «Tuve que sacrificar cosas a nivel personal para llevar mi negocio al siguiente nivel».

Alex pagó unos ahorradores 9.000 dólares por su primer camión y, tras invertir un poco más, lo dejó listo para la carretera. «No era la más bonita, pero lo que he aprendido es que se trata del deber, no de la belleza», dice Alix. «Cuando empecé a obtener beneficios, en lugar de utilizarlos y gastarlos en cosas frívolas, los reinvertía en mi empresa».

Aunque mantener la rentabilidad es importante, Alix no cree en hacerlo a costa de su equipo. Se enorgullece de asegurarse de que sus números son correctos para él y sus conductores. Como dice Alix, «es un honor para mí pagar [them].»

Contrata bien, mantente firme

Hay una sencilla razón por la que Alix se esfuerza tanto en contratar a los mejores y en mantener contentos a sus conductores. «Perderá más dinero contratando al conductor equivocado que dejando su camión parado», dice Alix. Según Alix, las referencias son la forma más segura de encontrar conductores de alta calidad. La entrevista en persona también es una obligación para él, incluso si tiene que llevar al candidato en avión.

Cuando Alix contrata a alguien nuevo, establece unas expectativas claras para configurar la relación desde el principio. «Me gusta mucho la comunicación. Entiendo que nadie es perfecto, pero mientras vea que un piloto lo intenta y va en la dirección correcta, estoy dispuesto a trabajar con él.»

Mantener una conexión personal y respetar a sus conductores no sólo reduce la rotación de personal para Good Energy Worldwide, dice Alix, sino que también mejora las operaciones. Los conductores se esfuerzan por ayudar a la empresa a seguir siendo rentable, solucionando los pequeños problemas antes de que se conviertan en grandes, como la búsqueda de las mejores tarifas de combustible posibles. «Duermo bien por la noche sabiendo que estos chicos tienen mi mejor interés [in mind],» dice Alix.

¿Funcionan las prácticas comerciales de Alix? Sólo hay que preguntar a uno de sus conductores, Quenton Wages, que empezó a trabajar para Alix hace un año. «Me trata como de la familia», dice Quenton. «Probablemente le confiaría mi vida, si se diera el caso».

Las opiniones expresadas en este post son únicamente las de la persona que aparece. Las experiencias pueden variar.

 

Share article