Guía para el transporte internacional de mercancías

mayo 16, 2024 / US
Guía para el transporte internacional de mercancías

El PIB mundial muestra un prometedor repunte en el 1T 2024, junto con unas tasas de inflación previstas por debajo del 3%. Estas perspectivas son un buen augurio para el sector del transporte internacional de mercancías, especialmente el aéreo, en el que se prevé que la demanda supere la expansión de la capacidad, impulsando al alza las tarifas. Tras unos resultados algo discretos en 2023, el sector del transporte de mercancías está preparado para un crecimiento significativo en el primer semestre de 2024.

En este artículo, te guiaremos a través de los entresijos del transporte internacional de mercancías, proporcionándote valiosas ideas y consejos que te ayudarán a navegar por este dinámico sector.

¿Qué es el transporte internacional de mercancías?

El transporte internacional de mercancías es el transporte transfronterizo de mercancías de un país a otro. Desempeña un papel crucial en el comercio mundial, ya que permite a las empresas llegar a clientes de todo el mundo y ampliar sus mercados. La carga internacional puede transportarse por distintos medios, como avión, mar, carretera o ferrocarril.

¿Cómo funciona el transporte internacional de mercancías?

El transporte internacional de mercancías implica la coordinación de varias partes: expedidores, transportistas, agentes de aduanas y receptores. Abarca varias etapas: documentación, despacho de aduanas, manipulación de la carga, tránsito y entrega final. Cada etapa presenta retos únicos que requieren una planificación y ejecución cuidadosas para garantizar un proceso de envío fluido y eficaz. A continuación, nos sumergimos en cada etapa y en los procesos habituales que conlleva.

1. Transporte de exportación:

El viaje comienza con el transporte de exportación, que traslada la carga desde su origen hasta el almacén, puerto o instalación más cercanos. Esto incluye:

  • Planificación de envíos: Optimización de rutas y métodos de transporte para mayor eficacia.
  • Carga y manipulación: Garantizar que las mercancías estén bien embaladas para el tránsito.
  • Desplazamiento: Emplear camiones locales para trasladar la carga al muelle de carga inicial.

2. Despacho aduanero de exportación:

Cuando la carga llega a la frontera, es necesario el despacho de aduanas de exportación para cumplir la normativa internacional antes de la salida:

  • Preparación de la documentación: Reunir todos los documentos de envío y aduana necesarios.
  • Intermediación aduanera: Utilizar agentes profesionales para navegar por complejos procedimientos aduaneros.
  • Derechos e impuestos: Gestión de las obligaciones financieras relacionadas con la exportación.
  • Inspecciones de seguridad: Garantizar que la carga cumple todas las normas de seguridad para la exportación.

3. Transporte:

Tras el despacho de aduanas, comienza la fase de transporte, que varía según las opciones logísticas seleccionadas y las preferencias del cliente:

  • Selección del modo: Decidir si el transporte aéreo, marítimo o terrestre se adapta a las necesidades del envío.
  • Consolidación de cargas: Fusión de cargas más pequeñas para conseguir eficiencia económica.
  • Gestión de transportistas: Coordinación con los transportistas para garantizar la entrega a tiempo.
  • Medidas de seguridad: Asegurar la carga contra manipulaciones y pérdidas durante el viaje.

4. Despacho aduanero de importación:

Al llegar al país de destino, hay que gestionar el despacho de aduanas de importación para garantizar que la carga cumple la legislación local:

  • Licencias de importación: Obtención de los permisos necesarios para la importación.
  • Pago de aranceles: Cálculo y pago de los aranceles necesarios.
  • Cumplimiento de la normativa: Cumplimiento de las normas locales de seguridad y calidad.
  • Verificación de documentos: Proporcionar la documentación necesaria para los controles aduaneros.

5. Transporte deimportación:

El último paso consiste en el transporte de importación, que traslada la carga desde la frontera hasta su destino final:

  • Entrega de última milla: Planificar el último tramo de la entrega para garantizar una llegada rápida.
  • Descarga: Gestión del proceso de descarga en la parada final.
  • Confirmación de entrega: Confirmación de que todas las mercancías se han recibido en condiciones adecuadas.
  • Asistencia posterior a la entrega: Abordar cualquier problema posterior y mantener la satisfacción del cliente.

Seguimiento de tu envío internacional

Para hacer un seguimiento de tu envío internacional y obtener visibilidad de su progreso, hay varios pasos que los expedidores pueden dar:

  • Obtén el número de seguimiento: Al reservar tu envío, el transitario o el transportista te proporcionarán un número de seguimiento único, como un número de Conocimiento de Embarque (BOL) para el transporte marítimo o un número de Guía Aérea (AWB) para el aéreo.
  • Consulta a tu transitario: Tu transitario debe tener acceso a la información más reciente sobre el estado de tu envío. Pueden informarte sobre el despacho de aduanas, las horas de salida y llegada y los posibles retrasos.
  • Utiliza herramientas de seguimiento online: Muchos transportistas y transitarios ofrecen herramientas de seguimiento en línea en las que puedes introducir tu número de seguimiento para obtener actualizaciones en tiempo real sobre la ubicación y el estado de tu envío.
  • Monitoriza la información del puerto y del terminal: Vigila el estado de los puertos y terminales implicados en el viaje de tu envío. Esta información puede ayudarte a anticipar posibles retrasos debidos a atascos o problemas operativos.
  • Configura alertas automáticas: Algunos sistemas de seguimiento te permiten configurar alertas automáticas por correo electrónico o SMS, que te notifican los hitos clave del viaje de tu envío, como la salida del origen, la llegada al destino y el despacho de aduanas.

Con el TMS de Uber Freight, los transportistas pueden rastrear fácilmente los envíos internacionales y agilizar la logística. Integramos datos de más de 40 fuentes, que cubren el 99% de los envíos mundiales. Nuestro software TMS, fácil de usar, proporciona una visibilidad detallada en tiempo real sin ninguna configuración compleja. Nuestro
plataforma TMS
ofrece ventajas adicionales como la optimización de rutas, la consolidación de cargas y la simplificación de la documentación.

Modos de transporte para envíos internacionales

Una de las claves del éxito del transporte internacional de mercancías es elegir los mejores métodos para las necesidades específicas del expedidor.

Transporte aéreo

Transporte aéreo es la forma más rápida de transportar mercancías internacionalmente, por lo que es adecuada para envíos urgentes. Consiste en cargar la mercancía en un avión y llevarla a su destino. El transporte aéreo puede ser caro en comparación con otros modos de transporte, pero ofrece tiempos de tránsito rápidos y una entrega fiable.

  • Velocidad: El transporte aéreo es el método de envío más rápido para los envíos internacionales. Es ideal para productos perecederos o entregas de emergencia.
  • Eficacia: Debido a los estrictos horarios de las compañías aéreas, el transporte aéreo de mercancías puede proporcionar a menudo horas exactas de llegada y salida.

Transporte marítimo

Transporte marítimo es el método más utilizado para el transporte marítimo internacional, especialmente para cargas grandes y pesadas. Consiste en cargar mercancías en un barco y transportarlas a través del océano hasta su destino. El transporte marítimo es más rentable que el aéreo, pero ofrece tiempos de tránsito más largos.

  • Rentable: El transporte marítimo suele ser más asequible que el aéreo, por lo que es ideal para envíos grandes y pesados.
  • Ecológico: El transporte marítimo es una opción más respetuosa con el medio ambiente que el aéreo, ya que su huella de carbono es menor.

Transporte ferroviario de mercancías

El transporte ferroviario es una opción popular para el transporte internacional, especialmente para mercancías que viajan entre países o continentes vecinos. Consiste en cargar la mercancía en vagones especialmente diseñados y transportarla por tierra hasta su destino. El transporte ferroviario de mercancías ofrece tarifas rentables y tiempos de tránsito relativamente rápidos.

  • Fiabilidad: El transporte ferroviario de mercancías tiene horarios y rutas fijos, lo que lo convierte en una opción fiable para el transporte de larga distancia.
  • Rentable: El transporte ferroviario suele ser más rentable que el transporte por carretera o aéreo, y puede manejar volúmenes mayores que éste.

Carga intermodal

El transporte intermodal de mercancías es un método de transporte que implica el uso de múltiples modos de transporte, como barcos, trenes y camiones, para trasladar mercancías de un punto a otro. Este enfoque permite el transporte eficaz y rentable de cargas a largas distancias, combinando los puntos fuertes de varios modos de transporte.

  • Flexibilidad: El transporte intermodal de mercancías ofrece flexibilidad en el encaminamiento y la programación, lo que permite optimizar los tiempos de tránsito y los costes en función de las necesidades específicas del envío.
  • Eficacia: Al utilizar el modo de transporte más adecuado para cada etapa del viaje, la carga intermodal puede minimizar la manipulación y reducir el riesgo de daños a la carga.
  • Rentable: El transporte intermodal de mercancías puede ser más rentable que depender de un único modo de transporte, ya que permite consolidar los envíos y utilizar el modo más económico para cada segmento del trayecto.
  • Beneficios medioambientales: El transporte intermodal de mercancías puede reducir la huella de carbono global del proceso de transporte al aprovechar modos de transporte más respetuosos con el medio ambiente, como el ferrocarril o el transporte marítimo, para la mayor parte del trayecto.

La carga intermodal, con la ayuda de los servicios de acarreo, es especialmente útil para los envíos internacionales que requieren el movimiento de mercancías a través de varios países o continentes.

Participantes clave en el transporte internacional de mercancías

En el transporte internacional de mercancías intervienen varias partes, cada una de las cuales desempeña un papel crucial para garantizar el transporte fluido de mercancías a través de las fronteras.

OTI (Intermediario del Transporte Marítimo)

Los OTI son intermediarios de transporte marítimo autorizados por la Comisión Marítima Federal (FMC), entre los que se incluyen los transportistas comunes que no operan con buques (NVOCC) y los transitarios marítimos (OFF).

NVOCC (Transportista Común no Operador de Buques)

Los NVOCC, o Non-Vessel Operating Common Carriers, desempeñan un papel crucial en el transporte internacional de mercancías. Actúan como intermediarios entre cargadores y transportistas, prestando servicios de transporte marítimo mediante el arrendamiento de espacio a los operadores de buques. A diferencia de los transitarios tradicionales, que también ofrecen servicios de transporte aéreo y terrestre, los NVOCC están especializados en el transporte marítimo. Se encargan de todo el papeleo y la documentación necesarios para el envío internacional de mercancías, facilitando a los expedidores la navegación por las complejas normativas aduaneras, pero no operan los buques con los que transportan.

OFF (Transitario marítimo)

Las OFF son transitarios situados en EEUU especializados en transporte marítimo. Los transitarios marítimos estadounidenses están autorizados por la Comisión Marítima Federal para ofrecer servicios como organizar el transporte marítimo desde EE.UU. a destinos extranjeros, reservar espacio de carga, consolidar envíos, preparar documentación y realizar otras actividades relacionadas con dichos envíos en nombre de los expedidores.

Transitarios internacionales

Los transitarios son empresas que ayudan a las empresas a organizar el transporte de sus mercancías. Pueden ocuparse de todos los aspectos del proceso de envío, desde la coordinación con los transportistas hasta la gestión de la documentación y el despacho de aduanas. Los transitarios actúan como una extensión del equipo logístico del cargador y a menudo han establecido relaciones con distintos transportistas para conseguir tarifas competitivas para sus clientes.

Agentes de aduanas

Los agentes de aduanas son profesionales con licencia que ayudan a los importadores y exportadores a navegar por las complejas normativas del comercio internacional y los procedimientos aduaneros. Trabajan en estrecha colaboración con los funcionarios de aduanas para garantizar que los documentos necesarios se presenten correctamente, se paguen los derechos e impuestos y se despachen las mercancías para su entrada en el país.

Como parte de nuestros servicios integrales de transporte internacional, Uber Freight opera como OTI, NVOCC, OFF y agente de aduanas. Esta amplia gama de servicios garantiza que ayudemos a los cargadores a simplificar sus operaciones de transporte.

Transporte internacional de mercancías con Uber Freight

Uber Freight puede ayudarte a mantener tu cadena de suministro en perfecto movimiento a través de la frontera, independientemente de tu método de transporte. Nuestro equipo de gestión del transporte internacional ofrece una solución de gestión del transporte de mercancías a medida que se ajusta perfectamente a tus objetivos empresariales.
Nuestros servicios de envíos internacionales incluyen:

  • Gestión global del transporte
  • Transporte de mercancías (NVOCC, OTI, OFF)
  • Despacho de aduanas y cumplimiento de la normativa
  • Transporte marítimo y aéreo
  • Desplazamientos personalizados
  • Integración de la tecnología de operaciones
  • Seguimiento y visibilidad marítima y aérea
  • Adquisiciones y evaluación comparativa

Reconociendo la singularidad de cada cliente, nuestro equipo de expertos en logística internacional multilingües y con certificación CTPAT, que incluye agentes de aduanas autorizados y especialistas en importación y exportación, se centra en elaborar una solución personalizada basada en la tecnología. Equipos de cuentas dedicados ejecutan a la perfección tus necesidades cotidianas de transporte global y cumplimiento normativo.. Ponte en contacto con un experto hoy mismo

Preguntas frecuentes

¿Cómo funcionan las empresas de transporte internacional de mercancías?

Las empresas transitarias internacionales actúan como intermediarias entre cargadores y transportistas, ayudando a las empresas a organizar el transporte de sus mercancías a través de las fronteras. Se ocupan de todos los aspectos del proceso de envío, incluida la negociación con los transportistas, la gestión de la documentación y el despacho de aduanas, y la entrega puntual de las mercancías.

¿Cuál es la diferencia entre flete internacional y carga?

El flete internacional se refiere al transporte de mercancías entre países, mientras que la carga se refiere a las mercancías reales que se transportan. El transporte internacional de mercancías engloba varios métodos de envío, como el aéreo, el marítimo y el ferroviario. La carga puede incluir desde bienes de consumo hasta materias primas que se envían internacionalmente. Así que, esencialmente, el transporte internacional de mercancías es el proceso de trasladar cargas a través de las fronteras.

¿Cuánto cuesta el transporte internacional de mercancías?

Determinar los costes del transporte internacional de mercancías es complejo y varía en función del modo de transporte (aéreo, marítimo, ferroviario, por carretera), el peso de la carga, las dimensiones, el tipo de mercancía y la distancia. Factores como los aranceles, las tasas aduaneras y los gastos de servicio en rutas específicas influyen en el precio.

¿Cuánto tarda un envío internacional?

El tiempo de tránsito de un envío internacional de mercancías depende del modo de transporte elegido, de los países de origen y destino, y de otros factores como el despacho de aduanas. El flete aéreo suele ser la opción más rápida, con tiempos de tránsito que oscilan entre 1 y 7 días, mientras que el flete marítimo puede tardar entre 10 y 60 días. El transporte ferroviario de mercancías se sitúa en un punto intermedio, con un tiempo medio de tránsito de 15-20 días.

Share article