Serie de charlas sobre TMS – Parte 4: Mitigar el riesgo con el TMS adecuado

agosto 22 / US
Serie de charlas sobre TMS – Parte 4: Mitigar el riesgo con el TMS adecuado

Bienvenido a nuestra nueva serie, «TMS Talk», en la que exploramos los pormenores de todo lo relacionado con la tecnología de gestión del transporte. En la cuarta parte de esta serie, hablaremos de cómo un TMS puede ayudar a su empresa a gestionar el riesgo de la cadena de suministro de forma más eficaz. Optimizar la gestión del transporte es algo más que ahorrar unos cuantos dólares por carga: se trata de tomar decisiones empresariales estratégicas basadas en datos que le permitan reducir el riesgo e impulsar un cambio significativo en toda su organización.

TMS + Mitigación de riesgos

Toda organización tiene un riesgo asociado que puede manifestarse de muy diversas maneras. Y aunque hay distintos grados de riesgo dentro de cada departamento y función laboral, el mayor riesgo al que se enfrenta una organización es perder a sus clientes.

Para tener éxito, su empresa debe satisfacer la demanda de los clientes, independientemente de los cambios internos o de las condiciones cambiantes del mercado. El panorama del transporte está en constante cambio y puede verse afectado por una amplia gama de factores como el clima, las nuevas regulaciones, las fluctuaciones del mercado, las limitaciones de capacidad, los precios del combustible y mucho más. Por eso es fundamental establecer y mantener una cadena de suministro sólida y flexible, y contar con un plan estratégico que le permita reducir el impacto negativo de posibles interrupciones que puedan afectar a su cliente final.

Para mitigar eficazmente el riesgo y ayudar a garantizar la capacidad de su empresa para satisfacer la demanda de los clientes con un alto nivel de servicio, es necesario planificar a largo plazo y aplicar las mejores prácticas probadas del sector. Por ejemplo, el establecimiento de programas en torno a los procesos clave de la cadena de suministro, como el cumplimiento de los proveedores, puede mejorar sus operaciones internas y darle un mayor control sobre sus niveles de inventario y su flujo de caja.

TMS + Planificación Avanzada

Además, la planificación anticipada de 12 a 18 meses y la realización de escenarios «hipotéticos» son fundamentales para garantizar que su cadena de suministro funcione sin problemas incluso cuando surjan interrupciones imprevistas. Por ejemplo: ¿qué ocurre si la capacidad de transporte se reduce y los transportistas que usted suele utilizar cambian su capacidad a rutas en las que los cargadores están dispuestos a pagar más? ¿Y tendrá que pagar una prima elevada para hacerlo?

Las respuestas a estas preguntas podrían tener un gran impacto en su negocio y en las relaciones con los clientes. Esto es especialmente cierto en el hipercompetitivo mercado de comercio electrónico actual, en el que los consumidores quieren una mayor variedad y esperan un envío en dos días, o incluso en el mismo día. No caiga en la trampa de ignorar el riesgo de la cadena de suministro porque no se ha enfrentado a grandes interrupciones en el pasado. Puede que el mercado sea favorable ahora, pero es un hecho que en algún momento la capacidad se reducirá y los tipos subirán. Cuando esto ocurra, las asociaciones, los procesos y la tecnología que tenga en marcha afectarán en gran medida a su capacidad para atender a sus clientes, y hacerlo de forma rentable.

Si reacciona de forma retroactiva a cualquier cambio importante en el mercado antes de intentar evaluar y optimizar su red de transporte o reforzar las relaciones con los transportistas y los intermediarios, pone en riesgo su negocio.

Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Tiene mi empresa un plan de mitigación de riesgos para sus operaciones logísticas?
  • ¿Ha llevado a cabo mi empresa escenarios de «qué pasa si» para las diferentes áreas de riesgo dentro de nuestra cadena de suministro, como las limitaciones de capacidad, el cumplimiento de los proveedores, el cumplimiento de las aduanas y otros?
  • ¿Dispone mi empresa de los recursos y procesos necesarios para alcanzar nuestros objetivos empresariales a corto y largo plazo, y es lo suficientemente flexible como para adaptarse a las fuerzas incontrolables del mercado o al futuro crecimiento de la empresa?

¿Tiene su organización los recursos y procesos adecuados para mitigar el riesgo?

Share article